Estiman que para el año 2050 los océanos y mares tendrán más plástico que peces. Si continuamos con el uso desmesurado de productos plásticos como las bolsas, esto será una terrible realidad para las futuras generaciones.

Fabricadas fundamentalmente a partir de petróleo y gas, las bolsitas de supermercado –y sus semejantes– tardan cerca de 100 años en deshacerse en pequeñas partículas tóxicas. Conscientes de la contaminación que producen, los chinos las llaman “basura blanca” y los australianos, la “flor nacional”, una ironía que alude a las infaltables bolsitas rotas y enredadas en los arbustos.

Cada minuto, más de dos millones de bolsas se usan en el mundo. Cada una tiene una vida útil de 20 minutos en promedio y apenas 5% son recicladas. La gran mayoría termina en los ríos y en los océanos. Y pueden llegar a durar cientos de años en descomponerse.

El plástico del que están hechas es el componente de la basura que más aumentó en los últimos 35 años. En Argentina por ejemplo, en 2006, el 13,75 % del total de residuos eran plásticos, en su mayoría bolsas de polietileno.

A continuación te presentamos 10 razones para no usar bolsas plásticas:

1. La presencia de plástico en el entorno causa la muerte, directa o indirectamente, a miles de aves marinas, peces y tortugas cada año.

2. Sólo el 5% de las bolsas son recicladas en el mundo.

3. El 80% de la basura marina es de plástico.

4. Para producir las bolsas que se consumen en 1 año, es necesario más de 12 mil millones de barriles de petróleo.

5. Si utilizas una bolsa de tela para las compras diarias se pueden ahorrar 6 bolsas a la semana, 24 bolsas al mes, 288 al año y 22,176 en toda la vida.

6. Obstruyen alcantarillas y drenajes, ocasionando encharcamientos e inundaciones.

7. Tienen que pasar entre 400 y 1000 años para que se biodegraden por completo.

8. Su recolección, en muchos casos, resulta imposible.

9. En promedio, las bolsas de plástico se usan durante 25 minutos.

10. Cuando se fabrican el plástico para las bolsas se generan gases tóxicos como azufre, hidrocarburos y monóxido de carbono.

NO A LAS BOLSAS PLASTICAS

La contaminación que vive hoy nuestro planeta es responsabilidad de todos. De nosotros depende que se reviertan los daños. Hay ideas como la de Boyan Slat, un joven holandés que ideó un sistema para atrapar la basura con unas barreras flotantes ancladas en el fondo del mar, que son geniales, pero tenemos que parar de desechar todo el plástico y tirarlo al piso o a la basura, para que no sigan creciendo las islas de basuras en el mar.

No more articles