Muchos de los grandes hallazgos a lo largo de la historia han sido fruto de serendipias, pero ¿Qué es una serendipia?

“Serendipia” es una palabra que no encontraremos en el diccionario de la Real Academia Española. Proviene del inglés “serendipity”, y fue utilizada por primera vez por Horace Walpole hace 250 años, para hacer referencia al cuento de hadas persa “Los tres príncipes de Serendip”, quienes estaban siempre “haciendo descubrimientos, accidentales y sagaces, de cosas que no buscaban”.

SERENDIPIA:
PROCESO ACCIDENTAL O INESPERADO POR EL CUAL DESCUBRIMOS ALGO QUE EN REALIDAD NO ESTÁBAMOS BUSCANDO.

Una palabra similar en español sería “chiripa”, que también funciona como sinónimo de “Casualidad”, “Carambola” o “fortuna”.

Existen infinidad de ejemplos de serendipias, como el descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón, quien en realidad pretendía encontrar una ruta hacia las Indias por el oeste; el famoso episodio de Newton con la manzana; o por ejemplo la invención de las Papas Chips por parte de George Crum, quien para fastidiar a un cliente que se quejaba de que sus papás eran demasiado gruesas, las corto del grosor de una papel y las frió hasta que crujían. No hace falta aclarar que el comensal se comió hasta la última.

Seguir leyendo: 10 Grandes Descubrimientos Casuales de la Historia (o serendipias)
No more articles